Mejores lugares para una pedida de mano

A estas alturas quien no ha fantaseado de mil formas la pedida de manos que te gustaría que te hicieran o que tú vas a hacer. En tu fantasía sabías que alguien se iba a arrodillar, iba a poner entre sus manos una pequeña cajita y que antes de abrirla habría miradas nerviosas seguidas de unas palabras sobre el matrimonio.
Si no es tu caso y no tienes ni idea de cómo hacerlo o no quieres hacer lo típico de arrodillarse, entonces este es tu artículo ya que vamos a darte muchas ideas para que pidas la mano de forma original.

pedida de mano

Un poquito de historia

El origen de la petición de manos venía tristemente de un negocio de legados en el que los padres de la joven arreglaban el matrimonio con alguien de la realeza o de la nobleza con el fin de estrechar lazos o formar una alianza territorial o de poderes. Esto ha sido así desde que existen reinos y princesas, por lo que no es algo tan bonito como tenemos en mente.
Más adelante, se convirtió en un protocolo donde los padres del novio acudían a la casa de los progenitores de la novia, donde según la tradición, debían pagar a los padres de esta y encargarse además de organizarlo todo.
De esta forma, el novio tenía prohibido pisar la casa de la novia e incluso a lo mejor puede que ni se conocieran y ambos fuesen usados como moneda de cambio para conseguir algo mutuamente, ya sea por dinero o por poder.
El entorno de la pedida de manos debía ser en un banquete, donde las familias pudieran platicar sobre aspectos generales de la boda y comentar detalles del “contrato” que estaban haciendo al unir familias. De esta forma, la colocación en la mesa era siempre la misma: los padres de la novia debían presidir la reunión y los progenitores del novio debían sentarse a ambos lados de la mesa, siendo la madre quien se sentase a la derecha del padre de la novia.
Una vez comido y hablado de los mutuos acuerdos, los padres del novio debían presentar regalos tales como comida, joyas, ropas o incluso territorios. Pero no había anillos para tal causa.

¿Entonces de donde viene la pedida de manos con un anillo?

Esta idea proviene de las novelas románticas para mujeres, en las que el caballero debía hincar las rodillas y tras un largo diálogo presentaba un anillo que ocultaba en algún sitio. Siendo esto llevado a cabo fuera de los libros hasta la vida real, en la que seguramente algún lector pidiera de esta forma en público la mano de alguna chica y se hiciera famoso tanto que se extendiera por diferentes países.

Comments are closed.