Ligar con amigos: más allá de lo verbal

Flirtear con amigos es una práctica habitual en muchas mujeres, bromas, sonrisas y lenguaje corporal. Tiene que ver con el grado de confianza que exista. Y es que muchas veces la proximidad, el conocerse bien hace que esta práctica se vuelva cotidiana, sin que por ello emocionalmente nadie tenga que salir lastimado.

Ocurre sin embargo que a veces el flirteo se presta a confusiones, porque no todas las chicas sienten que flirtean cuando están flirteando. Ni siquiera se hace mención a la palabra. Es su forma de ser, su forma de estar en el mundo.

Puede ocurrir en cualquier parte pero cuando tiene lugar entre amigos el flirteo se torna un juego de seducción, territorio a veces ambiguo de miradas fijas, pero también esquivas donde las palabras quieren decir otra cosa y cada quien las interpreta según le parece.

ligar con amigos

Flirtear entre amigos es un juego de aproximaciones, de cercanas, de sensualidad encubierta, de placer mutuo que a nadie le parece que esté mal. Muchas veces el flirteo entre amigos está relacionado a la forma de ser que tiene cada uno, a la idea de pasarlo bien sin que por ello sea necesario profundizas, a menos que se trate del tío que a una le despierta interés para tener algo más allá de un flirteo y que quizá sea aquel que quiere dar un nuevo paso.

Pero por lo general el flirteo entre amigos es una cuestión que se da por entendido. Y la noche es propicia para ello, afianzando cada vez más los lazos de la confianza, navegando en un entorno donde en circunstancias ya no se distingue la diferencia entre amistad y enamoramiento.

Y es que el flirteo entre amigos es una forma de acercarse pese a la amistad, y tiene lugar en una discoteca o en un bar. Y lo que mola es que en el flirteo hay lugar para el intercambio, ninguna tiene dueño y ninguno tiene dueña. Todos flirtean con todas. Es una forma de estar, de vivir, de pasar el tiempo.

Flirtear entre amigos además de ser un juego es un mecanismo silencioso de sentimientos que empiezan siendo desconocidos y que a veces, terminan afianzados en relaciones estables. Se puede decir entonces que muchas veces el flirteo entre amigos es el punto iniciático de lo que constituye una relación a largo plazo. Y es que hay amigos que se la pasan flirteando mientras son jóvenes y luego cuando pasan algunos años concretan sus juegos de seducción en relaciones de pareja, las mismas que ya no se prestan al flirteo, porque algo que ha cambiado.

El flirteo entre amigos tiene mucho que ver con la búsqueda de una relación, con la intención de mostrar y ver lo que otros muestran. Es una habilidad que se adquiere en la medida que se practica. Un ejercicio cotidiano donde se descubre que hay diversas maneras de transmitir lo que cada uno siente o piensa respecto al otro que tiene delante, muchas veces con deseos que no van más allá de lo verbal.

Este y otros consejos de seducción en comoexpertos.com/seduccion

Comments are closed.